martes, 24 de abril de 2012

‘Del papel a la pantalla: La historia Interminable’




Del papel a la pantalla’ es el título de esta nueva sección en la que hablaremos y analizaremos obras literarias -o cómics-  que se han adaptado al cine y a la televisión.

He querido comenzar la sección hablando de uno de los libros que más me han influido en mi vida como lectora y con el que empecé a sentir la pasión por el género fantástico: 'La Historia Interminable'.

Esta obra de Michael Ende ha sido adaptada al cine en tres ocasiones. La primera, y también la más conocida, en 1984 de la mando de Wolfgang Petersen, la segunda en 1990 dirigida por George T.Miller y una última adaptación en 1994 obra de Peter MacDonald.

Además, 'La Historia Interminable' también ha aparecido en la pequeña pantalla, con una serie de dibujos animados y una serie de 13 capítulos que, confieso, no he llegado a ver.

Me vais a tener que perdonar si empiezo el post por el final y os doy mi conclusión: absolutamente  ninguna de las adaptaciones está a la altura de la novela, y a continuación veréis por qué.

La novela


Bastián Baltasar Bux es un niño de once años que descubre en una antigua librería un libro titulado “La Historia Interminable”, el cual posee poderes mágicos. Esa magia hace que el mismo Bastián (un niño tímido) se convierta en un héroe de esa historia que parece no terminarse nunca, en la que se unirá a Atreyu, otro niño de la tribu de los pies verdes, con el objetivo de salvar al mundo de fantasía.
 Escondido en el desván de su colegio, Bastián devora durante las horas de clase este enigmático libro, que relata la destrucción de todo un mundo lleno de fantasía.  La emperatriz infantil está mortalmente enferma y su reino corre un grave peligro, una especie de “Nada” misteriosa destruye todo el país y a todas las criaturas que lo habitan. A medida que avanza en su lectura, Bastián se da cuenta de que la salvación de Fantasía depende de él; de que consiga entrar en el libro.

'La historia Interminable' fue escrita por Michael Ende (El Ponche de los deseos, Momo) en 1979 y ganadora del premio Janusz Korczak. La magia de este libro ya se desprende desde su edición, con impresión a color de dos tintas diferentes y el inicio de todos sus capítulos que comienzan por cada una de las letras del abecedario, de la A a la Z. El libro tiene dos partes claramente diferenciadas.

En la primera parte de la novela Bastian lee 'La Historia Interminable' y se sumerge en las aventuras de Atreyu para salvar el reino de Fantasía de la nada y su búsqueda por encontrar un niño humano capaz de dar un nuevo nombre a la Emperatriz Infantil.

La segunda parte, para mí la mejor, narra el viaje de Bastian a Fantasía. Allí Bastian debe reconstruir el reino desde cero a través de sus deseos, de un deseo a otro Bastian va perdiendo todos los recuerdos de su vida antes del viaje a Fantasía, hasta que finalmente se da cuenta de que debe encontrar su verdadera voluntad para poder volver.

Para mí esta es la parte más profunda de la novela, algunos capítulos reflejan etapas de la vida humana e incluso de la misma sociedad que no pueden ser captadas por un niño, lo que demuestra la madurez de esta novela.

Además, Michael Ende consiguió en La Historia Interminable crear de cero criaturas fantásticas sin precedentes. Cansada de leer novelas fantásticas en las que orcos, duendes, hadas, elfos y paladines representan la esencia de la fantasía, La Historia Interminable demuestra que hay vida más allá de los tópicos.

Las películas

La primera película fue por Wolfgang Petersen en 1984 y está protagonizada por Noah Hathaway (Atreyu), Barret Oliver (Bastian) y Tami Stronach (Emperatriz Infantil).  Del resto de reparto el único actor reseñable es Deep Roy ( Charlie y la fábrica de chocolate, Big Fish, en el papel de Teeny Weeny.



Este filme sólo se centra en la primera parte de la novela, en la que Bastian lee en  ‘La Historia Interminable’ las aventuras de Atreyu en su misión de salvar el reino de Fantasía, y finaliza justamente en la parte en que Bastian se introduce en el mundo del libro para reconstruirlo.

El mismo Michael Ende, que en un principio estaba vinculado con la película, pidió, sin éxito que se eliminara su nombre de los créditos al no estar en absoluto conforme con el resultado, y eso que de las tres adaptaciones esta es con diferencia la mejor.

Vi este filme mucho de leer el libro, al crecer en la década de los noventa  ‘La Historia Interminable’ era un clásico en la parrilla televisiva del fin de semana. La película y sobretodo su excelente banda sonora interpretada por Limalh, para mí de lo mejor del filme, me hicieron soñar con el reino de fantasía y me impulsaron a devorar e libro.

Después, no pude ver la película con los mismos ojos. No solo por la decepción de saber que el filme no había reflejado lo que para mi gusto es la mejor parte del libro –el viaje de Bastian a Fantasía y la búsqueda de su verdadera voluntad-., también porque la película no ha sabido captar la esencia, la magia y los mensajes del libro.

Dejando de lado que Atreyu no sea de color verde, que Bastian sea un niño muy mono en lugar de alguien gordito y feo o que Fujur, el dragón de la suerte, sea representado como un perro volador gigante, la película aunque recorra las mismas escenas que la novela no ha sabido captar su parte más madura, aunque sigue siendo la mejor de las adaptaciones que existen.



La segunda película se centra en la última parte del libro, aunque con notables diferencias. Quiere ser una continuación del primer filme pero todos los protagonistas –salvo el Señor Koreander-, así como el equipo de producción, son distintos.



En ella encontramos un Bastian crecido que regresa a fantasúa para salvarla nuevamente de la nada (primera gran diferencia con la novela). El filme, aunque se basa en la segunda parte de la novela solo adapta algunos capítulos de esta, obviando los más profundos y complicados.



En ella Bastian simplemente debe emitir deseos para salvar a fantasía de la Nada (no para reconstruir, a diferencia del libro) y no se menciona el verdadero motivo de su viaje: la búsqueda de su verdadera voluntad, la gran clave de la novela. En definitiva esta adaptación se realizó para salir del paso, obviando las partes más complejas y profundas de la novela. Otra decepción.


La tercera película, a la que sólo dedicaré un párrafo del post, no tiene absolutamente nada que ver con el argumento de la novela, salvo en el nombre de los personajes. En esta película no podemos encontrar ni una pizca de la magia del libro y no es más que la clásica película americana de instituto con algunos tintes ridículos de género fantástico.



No sé si en algún post de esta sección conseguiremos romper  el tópico que afirma que ‘la película nunca está a la altura del libro’. En esta ocasión si puedo afirmar rotundamente que el tópico se aplica a la perfección.

3 comentarios:

Noemí Risco Mateo

Hola,
El próximo 5 de mayo se celebrará en Barcelona una tertulia sobre "La historia interminable" y durante la siguiente semana, del 7 al 13 tendrá lugar la tertulia online en Facebook:
http://www.facebook.com/events/205100046261698/
Saludos.

Anónimo

la primera parte increible ( la mejos de todos los timepos ( POR QUE NO HACEN UN REMAKE???...
LA SEGUNDA: está bien ..flojeando pero muy entretenida..
LA TERCERA: dios ! como se permmitió sacar esa basura..

Lucía Campos Augusto


Bien, como el comentario que quiero dejarte me salió "un pelin" largo lo escribí en otro sítio:
http://maitantei-conan.mforos.com/894787/11489328-mi-experiencia-con-la-historia-interminable/
Espero que puedas sacar tiempo para leerlo y no matarme XD

Dí lo que piensas...